miércoles, 19 de agosto de 2009

Verano rojo 2009 II

Verano Rojo 2009

Este titulo que comenzó siendo un apartado puntual, esta destinado a tener durante este verano de 2009 una larga lista de interminables capítulos.

Apoyados en la ley a favor de las victimas del terrorismo, las actuaciones del gobierno títere vascongado y su brazo armado policial, están llenando la geografía vasca de victimas que nunca tendrán su reconocimiento ni su ley que los ampare y defienda. Las brutales actuaciones policiales que solo podemos conocer a través de las informaciones clandestinas de la red, están llenando las fiestas populares de Euskal Herria de indignación e impotencia.

Los desmanes de los mandos policiales vascos (seguramente dirigidos por policías y militares españoles incrustado en las estructuras de la Ertzantza) nos están recordando los peores años de la represión franquista. Ataques a niños de 14 años, ancianos de 85, cargas indiscriminadas en recintos festivos, pelotazos en la cara y toda la profesionalidad de los agentes de orden público reflejadas en su brutal violencia, eso si, amparada en la legalidad y en el estado de derecho. Franco también se amparaba en la ley para realizar juicios sumarísimos y fusilamientos.

A los que ya tenemos unos años, tristemente lo que está ocurriendo no nos sorprende.

La bala enviada a la txupinera de la Aste Nagusia Sonia Polo, nos hace pensar, que las reuniones de los fascistas españoles en Vitoria están dando como resultado, la reactivación del terrorismo de estado.

Los hechos de las sustracciones de Gasteiz, la veintena de heridos en Gernika, el acoso sufrido por Remi Ayestaran con resultado de muerte, las cargas de Donosti, el desmantelamiento de la txoznas en Getxo etc. son la prueba evidente de que el pueblo vasco sufre de nuevo otro intento más de aniquilamiento.

Con la excusa de acabar con ETA, se está criminalizando a todo un pueblo sin distinción. La Hertzantza ha dejado de ser la policía vasca para convertirse en la policía española, antes utilizada por el PNV y ahora por el PSOE. Estos cuerpos como muy bien los definen, pertenecen a las fuerzas de seguridad del Estado y como tal así están actuando.

Los políticos del PSOE que los dirigen saben perfectamente, que retirando las fotos de los presos consiguen el efecto contrario, que aparezcan miles de fotos más por las calles. Su fin único es simplemente la provocación.

Están provocando para que la Kale borroka se reactive, para que a partir de estos días, las filas de ETA se englosen con más militantes, para que el pueblo vasco se eche a la calle y así tener la excusa perfecta para limitar más si cabe, las libertades raquíticas conquistadas en estos años. Saben perfectamente lo que hacen, por que tienen una estrategia muy bien diseñada.

Las páginas de la red, este fin de semana volverán a escribir otro episodio de violencia gubernamental, cuando se celebren las manifestaciones de este fin de semana en la Aste Nagusia, ellos ya están preparados para actuar.

Y es aquí donde todos los indignados e impotentes vascos, tenemos que empezar a reflexionar para cambiar de estrategia y no caer de nuevo en la trampa que nos están preparando.

No vamos a conseguir nada, intentando enfrentarnos con las manos y las piedras ante las cargas policiales. Tampoco vamos a conseguir nada haciendo explotar coches bomba ante los cuarteles españoles. El camino y así nos lo demuestra la historia repetida, no va en estos momentos por ahí. Ya sabemos que muchos de nuestros compatriotas se están planteando en estos momentos plantarles cara, pero eso significaría más represión y proporcionarles más excusas al enemigo para que nos machaquen.

Si queremos construir un Estado Vasco, debemos pensar como estado. Desaparecer de las calles para construir nuestra estrategia de estado. Bien calculada, bien diseñada y cuando esa conciencia de estado cale entre todos nuestros compatriotas y consigamos tener la fuerzas necesarias, declararnos unilateralmente estado independiente. Es entonces cuando podremos hacerle frente al estado invasor y podremos utilizar nuestra fuerza para defendernos, anular sus gobiernos vascos, sus leyes españolas y luchar contra su violencia.

Una organización armada o una plataforma o una asociación o una cuadrilla de blusas no tienen ni capacidad ni fuerza para poderse enfrentar a un Estado opresor como es el español. Una o mil manifestaciones, no conseguirán que los derechos internacionales de los presos sean reconocidos. Solo un estado puede conseguir la liberación de un pueblo.

Si ansiamos la independencia tenemos que utilizar las herramientas que nos la posibiliten y esas herramientas son nuestra historia y nuestros derechos como pueblo.

Es hora de cambiar de rumbo y estrategia. Unámonos todos los vascones en torno a la recuperación de nuestro estado usurpado por España y Francia que no es otro que NABARRA.

A partir de ahí, nosotros seremos los que dirigiremos nuestro futuro y seremos nosotros, el estado de Nabarra, los que ejerceremos la justicia que castigue a los culpables de tanta traición y tanta brutalidad policial, judicial e institucional.

Todos a una por la recuperación de nuestra libertad.

miércoles, 12 de agosto de 2009

15 de Agosto dia de la LIBERTAD

"ES HORA DE CAMBIAR DE RUMBO"

Orreaga (2009.8.15)

La victoria vasca sobre los francos en la que se conoce como la tercera batallade Orreaga (Roncesvalles) en el año 824, dio lugar a un concurso de circunstancias especialmente favorable que impulsaría a los principales líderes políticos de nuestro pueblo a llevar la organización política que ya poseían hasta su nivel más alto y completo, constituyéndose en Reino, es decir, en un Estado independiente, unificado y soberano.

Este era el único modo de hacer frente eficazmente a futuras agresiones y pretensiones imperialistas franco-hispanas, proteger su organización social, sumodo de vida, y verse libres del yugo extranjero.Su firme determinación y acierto estratégico supuso la fundación y consolidación de una institución jurídico-política soberana como escudo protector de toda una civilización multimilenaria.

El Reino de Pamplona-Nabarra ha sido el instrumento que nos ha permitido poder llegar a ser lo que todavía hoy somos: una colectividad humana especifica, consciente de su propia identidad, un pueblo en definitiva. Este pueblo, que ha sabido absorber a través de los siglos todo elemento cultural beneficioso, y que actualmente se encuentra ocupado, se resiste a desaparecer, pues se siente portador de una cultura humana, de un modo deser, de una vivencia particular de la realidad, de la que la lengua vasca es el fundamento y la esencia.

En estos tiempos de desorientación y crisis en la conciencia política vasca, se nos ha venido proponiendo, supuestamente con buena intención, la construcción de Euskal Herria como objetivo. Esa propuesta nos parece un error de perspectiva y una formulación incorrecta,fruto de la ignorancia sobre nuestra propia Historia que el imperialismo ha logrado incrustar en nuestras manipuladas conciencias. Es preciso invertir en un serio y duro esfuerzo en pro de la recuperación de la razón política, hoy totalmente destruida por más de ocho siglos de ocupación, y así poder fijar una correcta estrategia política de liberación estatal.

Euskal Herria es la comunidad de lengua y cultura vascas, es decir, el nombre étnico de nuestro Estado. Ahora bien, el trabajo en el que estamos inmersos, siendo como es, de finalidad política, debe tener como referencia primera, el nombre que nuestra nación ha tenido como ente político soberano: Nabarra.

Aunque ocupados por potencias extranjeras, somos ciudadanos nabarros, y como tales debemos actuar y comportamos. Con este nombre hemos tenido un Estado propio del que han emanado todas nuestras instituciones estatales, y al que deben dirigirse todas nuestras referencias políticas.

Debemos tener presente siempre nuestra propia Historia y el Estado que ha unido a todas las partes de nuestro pueblo. Reactivar nuestro Estado es el único modo de ser libres hoy.

Nabarra, denominación con la que hemos sido conocidos en el mundo como nación, significa un Estado histórico independiente y soberano. El ansia de poder totalitario y la constancia del enemigo imperialista en destruimos y eliminarnos por asimilación, le arrebató partes irrenunciables de su territorio. Y finalmente consiguió aniquilar su capacidad de desarrollo y vida independiente entre las demás naciones europeas por medio de la violencia militar.

Nabarra es el Estado en el que tenemos que poner nuestro empeño y toda nuestra dedicación.

El régimen estatutario actual y las autonomías o regímenes que puedan ofrecemos los imperialistas en el futuro, con la inestimable ayuda de los colaboracionistas autóctonos, son un callejón sin salida. Mediante esa trampa, sin darnos apenas cuenta, se está produciendo una “muerte dulce” para nuestro pueblo.

Impulsar la concurrencia de nuestras gentes en pugnas electorales extranjeras, aliñadas al gusto de las necesidades de la política imperialista (así definimos las elecciones celebradas desde el año 1977 hasta el presente), destruye toda posibilidad de formación de mentes liberadas y exentas de ataduras “coloniales”.

La función de esas elecciones es la buena marcha del régimen totalitario, con renovación en su caso, de representantes sin ningún tipo de legitimidad desde el punto de vista nabarro. Debilitan el poder de nuestro pueblo en un acto de sumisión total ante el reconocimiento de un poder superior: el del enemigo.

La participación en instituciones emanadas del poder ocupante (el Gobierno Vasco, el Parlamento Vasco, las diputaciones o los ayuntamientos), no tiene salida estratégica; nos integra en el engranaje parlamentario y legal extranjero, y deforma la perspectiva nacional con conquistas ilusorias.

Son conquistas económicamente rentables para los bien situados en el sistema imperante, y únicamente garantizan la perpetuación del dominio extranjero y su asentamiento definitivo. Siembran falsas esperanzas de independencia, a la que nuestros regionalistas nunca piensan acceder, por encontrarse satisfechos de haber conseguido unas parcelas de gestión administrativa delegada por el Estado ocupante.

Igualmente, vamos siendo conscientes de que las actuales propuestas pseudopolíticas presentadas, (léase alternativa táctica KAS, proclamación del derecho de autodeterminación en el parlamento español de Gasteiz, udalbiltzas, Lizarra- Garazi, treguas pactistas, planes de consultas, polos soberanistas…), son ingenuos e inviables proyectos, viajes a ninguna parte, que no nos liberan de la ocupación.

Provocan la perdida del norte estratégico, la eterna división de los nabarros, y el regocijo del enemigo, que podrá así seguir dominándonos en lo sucesivo.

Debemos reflexionar en profundidad superando inercias hondamente arraigadas, adecuar nuestro pensamiento y acción a las necesidades de la estrategia nacional apropiada a la finalidad que perseguimos.

Debemos rechazar los movimientos que pueden tener lugar en el terreno marcado por los Estados ocupantes, y que la experiencia nos viene demostrando como impotentes y estériles. Así podremos ver el camino a seguir con mayor nitidez.

Nuestra labor debe dirigirse, sin ningún tipo de complejo inhibitorio, a la raíz de nuestra voluntad política, a la reactivación y reconstitución de nuestro Estado nacional legítimo: el Estado Nabarro. Trabajar en esa única dirección, tras ese único objetivo auténticamente eficiente, es lo que logrará unir a todos los nabarros en una tarea común, y nos hará libres.

ORREAGA IRITZI TALDEA

martes, 11 de agosto de 2009

Verano Rojo 2009

El rojo vivo, además de impregnarse en los atardeceres, fundirse con los rayos calientes del sol y enrojecer nuestra piel, se está convirtiendo en el color predominante del verano político del 2009.

Las noticias no paran de sucederse una tras otra, después de una burrada leemos la siguiente pero aumentada.

Después de una desarticulación, aparece otra articulación para nada decapitada, muy al contrario, cada vez más estructurada. El final de ETA parece realmente al día de hoy una mentira que se les dice a los niños y que nos llevan repitiendo desde hace 50 años. Todas las fuerzas españolas en boca de sus políticos mienten, al decirnos que ETA está cada día más debilitada. Los hechos son irrefutables, indiscutibles y fuera de toda duda. ¿Cuantas cúpulas más tiene ETA? ¿Cuantas veces hemos escuchado la frase de que se ha detenido a la Cúpula de ETA? Visto lo visto, lo que los españoles llaman “ cúpula “ se podría traducir en el argot militar, a detener a los mandos de una “ Compañía” o “ Escuadrón” porque los que dirigen realmente ETA, los Generales, siguen mandando a sus soldados a “cometer acciones” o “ atentados”.

La respuesta del gobierno español como siempre, inmediatamente se traslada a la calle coincidiendo con las festividades vascas.

Los resultados comienzan pronto a traducirse en acosos con resultado de muerte, detenciones, cargas, censuras, robos etc. Ataques a todo lo que se aleje del pensamiento único español, implantado por el PPSOE-UPNSOE en este siglo XXI bajo el argumento de que todo es ETA. ( tesis impulsada por Jose Mª Aznar )

El ejemplo del despido de Gabirel Ezkurdia del programa de ETB Pásalo, y la presión que está ejerciendo la Ertzantza por las “calles”, nos lleva sin quererlo, a recordar los años previos a la muerte del Dictador y Genocida Francisco Franco. El PSOE, está utilizando a la perfección las mismas tácticas que utilizaba Manuel Fraga cuando fue ministro de Franco.

Estos son los dos frentes ante los que nos encontramos los Soberanistas navarros, por un lado una lucha armada demostradamente ineficaz para la consecución de los objetivos

y por otro el continuo martillear del martillo de los españoles que golpea incesante a lo largo de los siglos, contra todo lo que signifique ser vasco, utilizando la piel de borrego que se llama democracia y estado de derecho y escondiendo los mordiscos diarios que propinan a nuestra cultura.

Es cierto que los pasos que están dando los españoles en su nueva etapa de represión, aunque van a ser duros y de eso sabemos bastante después de 800 años de ocupación, vislumbran un horizonte bastante prometedor.

Yo estoy convencido de que podremos ser independientes, si somos simplemente un poquito más inteligentes que estos dirigentes dirigidos y parcos en inteligencias y sentidos comunes que nos dicen representar, denominándose “representantes del pueblo vasco”

La talladura intelectual que a diario demuestran en sus argumentos y hechos los políticos que nos gobiernan, están a la misma altura que tiene España. Un país rancio, atrasado, de compra venta, de prebendas y favores, de nuevos señorítos con cortijos socialistas, dominado por los traidores y comprados hasta por un plato de lentejas, un país donde se educa para in culturizar y que cumple las tesis episcopales de su Conferencia y mantiene intacta la herencia dictada por el dictador.

Nuestra siguiente intentona para recuperar nuestra independencia, ha de hacerse con la inteligencia, nuestros contrincantes en este campo se encuentra en inferioridad manifestada, examinada y evaluada.

Aprovechemos la coyuntura para crear y tejer una muralla resolutiva e infranqueable, que repela las agresiones de esta cultura española tan atrasada. Usemos la historia y el presente para demostrarle al mundo, que nuestra pertenencia a este lastre llamado España, no nos permite prosperar como pueblo, que sus continuo empecinamiento en aplicar acciones represivas, no acarrean nada más que sufrimiento para todas las partes. Pedirle al mundo, que nos libere de esta nación cimentada en las invasiones y en la destrucción. Denunciar a los defensores de los derechos, por no defender nuestro derecho humano de seguir existiendo como pueblo.

Usemos el rojo de nuestra bandera para hacerle saber al mundo, que clase de nación nos tiene dominados y hacer que se sonrojen y conseguir humillarlos como ellos hacen diariamente con nosotros.

Usemos el rojo de nuestra inteligencia para que se vayan y echarlos de nuestras tierras, a ellos y a todos sus mercenarios políticos

Ese día el rojo estará en nuestra bandera de Nabarra y en un atardecer que podremos contemplar por fin, en PAZ.

lunes, 3 de agosto de 2009

El día de la libertad


Askatasunaren Eguna
Orreaga iritzi taldeak, Askatasunaren egunean,
Orreagan ospatuko den ekitaldira gonbidatzen zaitu.

Bilkura goizeko 11.00etan izango da.
Abuztuak 15, Askatasunaren eguna

Orreagan, bertan bildu garenok, zuzenki ordezkatutakoek, eta ekitaldi honetan baieztatzen den guztiarekin bat egiten dutenek, Subiranotasun Osoko Biltzarra osaturik eta Orreagako balentria hartan parte hartu zuten abertzaleen eta gaur arte, helburu berak defendatu dituztenen oinordeko gisa dugun zilegitasuna aintzat hartuz, Adierazten dugu Askatasun egunaren data hau, Jai Nazionaltzat aldarrikatzen dugula, gure Herriaren instituzionalizazio bidean eta inoiz euskaldunok izan, mantendu eta onartu dugun Nafar Estatua berreskuratzeko lehen urratsaren sinbolo bezala. Helburu honen alde, gure konpromezu politiko guztia eskaintzen dugu eta gure herriko gainontzeko herritarrei adierazpen hau babes eta bultza dezaten eskatzen diegu.

Orregan, 2009ko abuztuak 15.
sábado 1 de agosto de 2009

"ES HORA DE CAMBIAR DE RUMBO"

"ES HORA DE CAMBIAR DE RUMBO"

Orreaga (2009.8.15)

La victoria vasca sobre los francos en la que se conoce como la tercera batallade Orreaga (Roncesvalles) en el año 824, dio dar lugar a un concurso de circunstancias especialmente favorable que impulsaría a los principales líderes políticos de nuestro pueblo a llevar la organización política que ya poseían hasta su nivel más alto y completo, constituyéndose en Reino, es decir, en un Estado independiente, unificado y soberano.

Este era el único modo de hacer frente eficazmente a futuras agresiones y pretensiones imperialistas franco-hispanas, proteger su organización social, sumodo de vida, y verse libres del yugo extranjero.Su firme determinación y acierto estratégico supuso la fundación y consolidaciónde una institución jurídico-política soberana como escudo protector de toda unacivilización multimilenaria.

El Reino de Pamplona-Nabarra ha sido el instrumento que nos ha permitidopoder llegar a ser lo que todavía hoy somos: una colectividad humanaespecifica, consciente de su propia identidad, un pueblo en definitiva.Este pueblo, que ha sabido absorber a través de los siglos todo elementocultural beneficioso, y que actualmente se encuentra ocupado, se resiste adesaparecer, pues se siente portador de una cultura humana, de un modo deser, de una vivencia particular de la realidad, de la que la lengua vasca es elfundamento y la esencia.

En estos tiempos de desorientación y crisis en la conciencia política vasca, senos ha venido proponiendo, supuestamente con buena intención, la construcciónde Euskal Herria como objetivo. Esa propuesta nos parece un error de perspectiva y una formulación incorrecta,fruto de la ignorancia sobre nuestra propia Historia que el imperialismo ha logrado incrustar en nuestras manipuladas conciencias. Es preciso invertir en un serio y duro esfuerzo en pro de la recuperación de la razón política, hoy totalmente destruida por más de ocho siglos de ocupación, y así poder fijar unacorrecta estrategia política de liberación estatal.

Euskal Herria es la comunidad de lengua y cultura vascas, es decir, el nombre étnico de nuestro Estado. Ahora bien, el trabajo en el que estamos inmersos, siendo como es, de finalidad política, debe tener como referencia primera, el nombre que nuestra nación ha tenido como ente político soberano: Nabarra.

Aunque ocupados por potencias extranjeras, somos ciudadanos nabarros, y como tales debemos actuar y comportamos. Con este nombre hemos tenido un Estado propio del que han emanado todas nuestras instituciones estatales, y al que deben dirigirse todas nuestras referencias políticas.

Debemos tener presente siempre nuestra propia Historia y el Estado que ha unido a todas las partes de nuestro pueblo. Reactivar nuestro Estado es el único modo de ser libres hoy.

Nabarra, denominación con la que hemos sido conocidos en el mundo como nación, significa un Estado histórico independiente y soberano. El ansia de poder totalitario y la constancia del enemigo imperialista en destruimos y eliminarnos por asimilación, le arrebató partes irrenunciables de su territorio. Y finalmente consiguió aniquilar su capacidad de desarrollo y vida independiente entre las demás naciones europeas por medio de la violencia militar.

Nabarra es el Estado en el que tenemos que poner nuestro empeño y toda nuestra dedicación.

El régimen estatutario actual y las autonomías o regímenes que puedan ofrecemos los imperialistas en el futuro, con la inestimable ayuda de los colaboracionistas autóctonos, son un callejón sin salida. Mediante esa trampa, sin darnos apenas cuenta, se está produciendo una “muerte dulce” para nuestro pueblo.

Impulsar la concurrencia de nuestras gentes en pugnas electorales extranjeras, aliñadas al gusto de las necesidades de la política imperialista (así definimos las elecciones celebradas desde el año 1977 hasta el presente), destruye toda posibilidad de formación de mentes liberadas y exentas de ataduras “coloniales”.

La función de esas elecciones es la buena marcha del régimen totalitario, con renovación en su caso, de representantes sin ningún tipo de legitimidad desde el punto de vista nabarro. Debilitan el poder de nuestro pueblo en un acto de sumisión total ante el reconocimiento de un poder superior: el del enemigo.

La participación en instituciones emanadas del poder ocupante (el Gobierno Vasco, el Parlamento Vasco, las diputaciones o los ayuntamientos), no tiene salida estratégica; nos integra en el engranaje parlamentario y legal extranjero, y deforma la perspectiva nacional con conquistas ilusorias.

Son conquistas económicamente rentables para los bien situados en el sistema imperante, y únicamente garantizan la perpetuación del dominio extranjero y su asentamiento definitivo. Siembran falsas esperanzas de independencia, a la que nuestros regionalistas nunca piensan acceder, por encontrarse satisfechos de haber conseguido unas parcelas de gestión administrativa delegada por el Estado ocupante.

Igualmente, vamos siendo conscientes de que las actuales propuestas pseudopolíticas presentadas, (léase alternativa táctica KAS, proclamación del derecho de autodeterminación en el parlamento español de Gasteiz, udalbiltzas, Lizarra- Garazi, treguas pactistas, planes de consultas, polos soberanistas…), son ingenuos e inviables proyectos, viajes a ninguna parte, que no nos liberan de la ocupación.

Provocan la perdida del norte estratégico, la eterna división de los nabarros, y el regocijo del enemigo, que podrá así seguir dominándonos en lo sucesivo.

Debemos reflexionar en profundidad superando inercias hondamente arraigadas, adecuar nuestro pensamiento y acción a las necesidades de la estrategia nacional apropiada a la finalidad que perseguimos.

Debemos rechazar los movimientos que pueden tener lugar en el terreno marcado por los Estados ocupantes, y que la experiencia nos viene demostrando como impotentes y estériles. Así podremos ver el camino a seguir con mayor nitidez.

Nuestra labor debe dirigirse, sin ningún tipo de complejo inhibitorio, a la raíz de nuestra voluntad política, a la reactivación y reconstitución de nuestro Estado nacional legítimo: el Estado Nabarro. Trabajar en esa única dirección, tras ese único objetivo auténticamente eficiente, es lo que logrará unir a todos los nabarros en una tarea común, y nos hará libres.

ORREAGA IRITZI TALDEA

ORREAGA IRITZI TALDEA