viernes, 30 de abril de 2010

Entrevista a Aitzol Altuna. Goiena net


Goiena.net - Debagoieneko ataria

Arrasate
Jokin Bereziartua 2010/04/29 15:06

"Memoria historiko barik oso manipulagarriak gara etsaien aurrean"
Dokumentu Akzioak


Arrasatek hiri gutuna jaso zuela 750 urte bete direla-eta Udalak antolatu duen hitzaldi zikloko bigarren saioa egin zen atzo bilkuren aretoan: '1200. Lurraldetasunaren galera'. Aitzol Altuna (Galdakao, 1971) izan zen hizlaria; besteak beste, euskaldunok "ezer baino lehen" nafarrak garela ahaztu dugula dio.

Nola joan da hitzaldia?
Ondo, espero baino hobeto. 50 bat lagun bildu dira eta azalpenak arretaz jarraitu dituzte; interesgarria izan da. Hitzaldiaren osteko eztabaida larregi luzatu da, ikusle batek bere diskurtso propioa bota duelako. Baina halakoak ohikoak dira.

Nafarrak garela ahaztu dugula aipatu duzu. Zergatik?
Kolonizazio ez da fisikoa bakarrik izan, psikologikoa ere izan da. Ekinaren ekinez lortu dute, esaterako, gure hizkuntza hainbat esparrutan desagertzea. Gure nafartasun izaeraren kontra egin dute, eta neurri baten lortu dute, askok uste dute-eta nondik gatozen.
Ni euskalduna naiz eta hori nire gurasoei zor diet. Baina orain hamar urte konturatu nintzen euskalduna izatea Nafarroari zor niola, duela 800 urte inguru estatu bat ginelako. Estatu horretatik, hain justu, mantentzen dugu euskaldun izaera.

Hitzaldian jakitera eman dituzun hainbat datu ezezagunak ziren askorendako. Ez dugu gure historia ezagutzen, ala?
Hala da, ez dugu gure iragana ezagutzen. Oso herri zaharra gara eta badirudi sortu berri den herria garela, ez dugulako memoria historikorik. Gure historia berreskuratzea oso garrantzitsua da, memoria historiko barik oso manipulagarriak gara-eta etsaien aurrean. Etsaiak baditugu, eta oso handiak, gainera.

Arrasatek hiri gutuna jaso zueneko 750. urteurrena ospatzearen kontrakoa zara, beraz.
Garai hartan Gaztela hiribilduak sortzen hasi zen Nafarroako erreinuko erasoei aurre egiteko, hau da, gaztelauen defentsa lineak sortzeko. Hau da, gure kontra sortutako hiribilduak dira. Beraz, urteurrena ospatzeak ez du zentzurik.

Ospatu ez, baina ezta ahaztu ere, hortaz. Zer deritzozu halako ekimenak antolatzeari?
Oso ondo deritzot, eta horregatik Udala zoriondu gura dut. Duela 750 urte bihurtu ginen hiribildu, baina gure interesen aurka izan zen. Eta hori gogora ekartzea oso positiboa da. Noski, ez da nahikoa; gure historia txikitatik irakatsi behar digute, eskolan.

miércoles, 14 de abril de 2010

Diferencias entre los Estatalistas Nabarros, los Nacionalistas- Abertzales Vascos y los Navarros.

Sin ánimo de ofender, sino con el afán de construir puentes que nos puedan llevar a la soberanía, económica, cultural, lingüística y social, me atrevo a lanzar este artículo.
Antes de comenzar por casa, remarcar que la diferencia entre los estatalistas españoles y navarros son muy pocas, digamos que solo una, los navarros somos un estado sin capacidad de ejercerlo, por culpa de la invasión de nuestro territorio, el resto, salvando la enormes diferencias culturales, a todos los efectos, perseguimos los mismos objetivos, disponer de un gobierno que nos defienda, desarrolle y represente.

En casa las cosas no son para nada parecidas. De refilón nombraremos a los “Navarros “del amejoramiento y del Fuero sin consulta popular, aclarando que pese a llenar sus bocas y sus informativos de proclamas de patriotismo y pureza Navarra, sus actos,acciones y colaboraciones con la Monarquía española, dicen siempre todo lo contrario y evidentemente se ve, que lanzan sus ataques precisamente, contra las raíces culturales verdaderas e identitarias de la historia de Navarra, que no son otras que la raíces vascas.

Dejando al otro lado el bloque denominado hostigador, en este lado del rió, las cosas van mucho pero que mucho peor. El enemigo hábilmente nos ha dicho en que campo de batalla podemos luchar y nosotros les hemos obedecido. Ha sido el terreno más favorable, para que el enemigo asiente sus posiciones e incluso las refuerce.

La clave está en definir definitivamente que es autonomismo, independentismo y estatalismo.

El Estatalista navarro, no reconoce a los estados que conquistaron y aniquilaron nuestra independencia. El estatalista navarro los denomina extranjeros e invasores.

El Estatalista navarro, no reconoce ninguna de las fronteras ni provincias ni divisiones que actualmente se rigen, tanto en el norte de Navarra como en el sur, puesto que todas ellas han sido fruto de las conquistas de estados extranjeros.

El Estatalista navarro tampoco reconoce, las invenciones del Estado Vasco que nunca existió, ni las divisiones territoriales que en su día se adjudicaron a esa imaginaria Euskadi, separada de la realidad histórica que fue el Reino de Navarra, formada tan solo por siete provincias y que tristemente ha terminado siendo no una nación, sino tan solo una provincia que de siete ha pasado a tres.

El Estatalista navarro, no reconoce ninguna de las instituciones que en la actualidad gobiernan al estado invadido de Navarra, puesto que son instituciones impuestas por estados extranjeros y ajenos a las instituciones que durante siglos nos han gobernado.

El Estatalista navarro, no reconoce ninguna de las leyes ni derecho, que se aplica en la actualidad al pueblo navarro, puesto que son leyes impuestas por la garantía de las armas de ejércitos extranjeros y suplantadoras de la legislación milenaria que representa el Derecho Pirenaico o Fuero Navarro.

El Estatalista navarro no reconocer ni al Estado Español ni Francés, ni sus fronteras, ni sus instituciones ni sus leyes, por lo tanto no puede por obligación, participar en las elecciones, ni en los partidos políticos que se desarrollan bajo las leyes de los estados invasores.

El Estatalista navarro no tiene ideología política propia, puesto que antepone la ideología colectiva de consecución de Estado a la personal.

El Estatalista navarro tiene la obligación, de luchar por reinstaurar el estado de Nabarra y ha de basar su lucha, en la historia, rescatando el derecho que como estado le pertenece y adaptando a los nuevos tiempos, las tácticas de liberación utilizadas hasta el momento.

El Estatalista navarro, habla y piensa en clave de Estado. Trata de igual a igual a los estados que nos tienen colonizados y como estado les exige, que inmediatamente, se inicien las negociaciones para el traspaso de los poderes al Gobierno Independiente de Nabarra y el abandono inmediato de nuestro territorio por parte de todas las fuerzas de ocupación españolas y todos los cargos públicos que pertenecen a la administración española y francesa.

En el objetivo de recuperación de nuestra libertad y nuestro Estado de Nabarra no necesitamos más ambigüedades, ni caminos paralelos, ni más plataformas, ni más colectivos, ni mas Mesas de…., ni más organizaciones ni partidos políticos, los independentistas nabarros necesitamos tener unas Cortes y un Gobierno que ejerza como tal y organice y aglutine toda la fuerza del país para declarar cuanto antes, la Reinstauración del Estado de Nabarra.

jueves, 8 de abril de 2010

Sin partidos en Nabarra

El día que descubrí, la primera referencia a Navarra como estado, deberá pasar a la historia de mi vida personal, como otro momento de cambio trascendental en mi pensamiento político.
El descubrir posterior de Nabarra y su historia contribuyo a reforzar, todas las teorías que durante años hemos defendido en discusiones de taberna y que por mi falta de conocimiento a menudo perdía. Admitir que esto era España, suponía para mí un trago amargo que mi interior no podía digerir.

Mis esperanzas de victoria, conquistar la independencia de Euskal Herria, solo se veían reflejadas en el escenario de unos resultados electorales que marcaran el poder de las opciones independentistas. Las elecciones o las posibles negociaciones de “paz “han sido los únicos espacios donde nos hemos podido medir contra el ocupante. El resultado es por todos sabido, no hemos obtenido nada de nada.
Esperar que desde dentro del sistema se pueda avanzar hacia la soberanía, es un error que ya se puede denominar histórico, porque a lo largo de nuestra historia lo venimos repitiendo sin cesar. Empecinarse en seguir manteniendo la participación en las instituciones que nos ofrece el estado ocupante, está dejando de ser un error para convertirse en una sospecha, que con lleva la pregunta:
¿Tenemos partidos independentistas en Euskal Herria?

El PNV como siempre ya ha tomado su camino, reforma del estatuto, seguir en España. En breve, iniciará los contactos con los diferentes agentes sociales, para convencerles de lo apropiado del plan.

Aralar, deseando que lleguen las próximas elecciones, para ganar votos a la izquierda abertzale y erigirse, según ellos, en la verdadera izquierda abertzale, todo ello con el consentimiento y congratulación del estado español.

Eusko Alkartasuna, en una deriva de votos permanente, que afortunadamente para muchos, les está forzando a tomar posiciones más radicales, que incluso les puede llevar a la ilegalización.
La izquierda abertzale, buscando la manera de colocar una marca electoral que les permita, llegar de nuevo a ayuntamientos y escaños parlamentarios.

En definitiva, energía y más energía, trabajo de mucha gente, desperdiciado. Priman las estrategias de partido, esclavos de las necesidades económicas que precisan las infraestructuras. Por eso el pensamiento se contamina y en vez de cumplir la función de un partido independentista nacido para derrocar al régimen, que debería dirigir todo su esfuerzo en entorpecer el funcionamiento de las instituciones invasoras, se convierten en corporaciones que equivocadamente colaboran en el funcionamiento de las mismas.

Los independentistas tiene la obligación ideológica que acabar con las instituciones impuestas y conseguir que el pueblo consiga la libertad. Trabajando, participando y colaborando con el ocupante se roza, tomando el diccionario y manual del independentista, algo parecido a la traición.

Si el llamado polo Soberanista, imaginemos, consigue presentarse a las próximas elecciones y consigue adjudicarse ayuntamientos, que al día siguiente decreten la independencia de Euskal Herria o la insumisión fiscal o la desobediencia civil o cualquier vía de no sumisión a las instituciones españolas, el camino hacia la soberanía habrá comenzado definitivamente.
Si por el contrario, participa en los ayuntamiento o parlamentos y aceptan los sueldos que los cargos políticos proporcionan, habremos tomado el camino del autonomismo, no el del independentismo y la pregunta tendrá respuesta, no tenemos en Navarra ningún partido independentista.

La independencia jamás se pide, se ejecuta. El derecho de Autodeterminación, no se pide, se ejecuta. Un estado no se pide, se ejecuta. (Estatalistas Navarros.)