jueves, 27 de enero de 2011

Hordago Nabarra. 22 Irratsaio

   

Democracia una falacia.

Koldo Lasarte, Usurbil Nabarra.

El término democracia es uno de lo más utilizados en el mundo occidental por parte de los Estados para justificar ante sus respectivos pueblos sus procederes, su esencia y razón de ser.
Además, es considerado por estos Estados como el único modelo exportable a otras civilizaciones y por ende a todo el planeta. Es el paradigma que legitima sus modelos de sociedad y la palabra que convierten en "mágica". Este se fundamenta principalmente en una persona un voto, en la "participación electoral".

Es el gran invento del siglo XX donde los dominantes, dentro de esas mismas sociedades, ostentan las máximas cuotas de poder que a continuación veremos que son totalmente totalitarias. Si realmente la democracia consistiría en el poder del pueblo para decidir, controlar, ejecutar y ser único sujeto político, llegaríamos a la conclusión de que el Estado es el pueblo con lo cual no existiría dentro del entramado estatal dominantes y dominados. El pueblo, como aparece redactado en las constituciones de los Estados, detentaría el poder soberano para regularlo. Se trata de una auténtica falacia, eso no es así.

La democracia no consiste en un "todo". No existen Estados democráticos como tal, ni en occidente ni en ninguna parte del mundo. Es un error considerar la democracia como un absoluto, como una acción que pueda políticamente "culminar".  
La democracia se basa y se mide según la relación de fuerzas continua e inagotable entre dominados, el pueblo, y dominantes, sujetos surgidos del pueblo que acaparan las cuotas de poder que son patrimonio del éste, concentrándolas en sus manos. Una minoría con capacidad de arrebatar el poder a toda una mayoría.
 Estos dos polos no se tendrían que necesitar para sobrevivir en la teoría, ya que el dominante sí necesita de dominados para existir pero el dominado podría prescindir del dominante, entonces ya no sería dominado y desaparecería esa relación.
 Al margen de la teoría que cada cual pueda hilvanar, la realidad es otra, muy diferente, y nos indica que esa relación dominantes-dominados forma parte de una estructura mental, de una lógica de la cual nos hemos dotado la mayoría de los seres humanos y no entendemos ni razonamos de otra manera que no sea la de aceptar que para que una estructura política tenga que coordinarse, ésta no pueda prescindir de "grupos diferenciados" dentro del grupo.
Asumimos el hecho de que para que el poder del grupo sea real necesitamos de una estructura vertical, que vaya de arriba-abajo. 
Dentro de ese planteamiento empezamos a falsear los hechos, dando cabida a pensamientos ilusorios como que desde abajo tiene que haber una especie de refrendo en cuanto a lo que dictaminen los de arriba. Cuando en realidad se ha cometido el error de aceptar esa relación vertical y desde ese momento es del todo imposible que eso no desemboque en totalitarismo. Es además curioso, que sea el de arriba el que dictamine y necesite obligatoriamente al de abajo para ejecutar.
Entre estos dos polos, ¿quien tiene realmente más poder? ¿El que dictamina o el que ejecuta? Un miembro del poder decisorio (un juez)? O un colectivo que quede proscrito por éste?

Nos podemos encontrar con "diferentes grados" de democracia. Que ésta sea más acorde con su significado depende de la acumulación de fuerzas, de violencia que pueda ejercer el sujeto dominado para alterar esa  relación y tomar parte en el control de decisión con capacidad de variar y condicionar el poder del sujeto dominante.
Si no tiene la más mínima capacidad para modificar esa relación de manera constante e ilimitada en el tiempo, agrandando su radio de acción, entonces el dominado deja de ser sujeto para pasar a ser objeto.

Y ahí subyace el error: el pensar de que los resortes del poder provienen de manera unidireccional: del dominante hacia el dominado. El hecho de que la situación perdure de ese modo, sólo es conveniente para la clase dominante, no en cambio, para la dominada.
 Si de la clase dominada surgiese un colectivo que tuviese la capacidad para revertir esta situación, y atesorará el poder suficiente para hacer estallar este circuito, implantando un nuevo modelo de interrelación de poderes, la clase dominante pondría inmediatamente en marcha su maquinaria para recuperar e integrar dentro de su espacio a ese peligro potencial, que ingresaría en el club "selecto" de los dominantes.
En caso de encontrar resistencia por parte de ese colectivo, que optase por no aceptar la integración en dicho club y seguir con su actuación a través del desarrollo de su estrategia, entonces la clase dominante activaría ipso-facto sus mecanismos de violencia, eliminando físicamente, aniquilando, al colectivo que pone en riesgo extremo su propia existencia.
 Esta situación la hemos vivido en carne propia, dentro de la realidad de nuestro Estado, cuando los Infanzones que se reunían en Obanos (los cuales mencionaremos más adelante), y aunque no fuesen propiamente dicho clase dominada debido a su capacidad de acumulación de poder real pero tampoco clase dominante, fueron exterminados por poner en riesgo con sus actuaciones el sistema político imperante de una clase dominante sobre una dominada.
 El Estado puede permitir fluctuaciones y cambio de poderes dentro de su concepto del poder. Lo que no va a permitir es que se altere lo que él considera que es la esencia y la razón de ser del poder como él lo concibe.

Pero claro, los tiempos evolucionan y los pueblos tienen cada vez más acceso a la educación y a la posibilidad de cultivarse en todos los órdenes. Poseen herramientas que si son bien utilizadas pueden convertirse en auténticas armas que desafíen, con acciones de índole política, la autoridad de los sistemas totalitarios. Entonces el Estado, cuya clase dominante dispone de medios de poder muy importantes, intentará engañar a esos pueblos con esas mismas herramientas, evitando en lo posible tener que utilizar la fuerza, la violencia. 

 
Amortizarán de la mejor manera que les sea posible, el que el pueblo se auto-organice y pueda prescindir de una élite que le ha usurpado el poder. De ahí se explica el "derecho universal democrático" de poder votar. Para ello crean estructuras, tales como partidos políticos o sindicatos, que en la práctica sustituyan una auténtica organización popular del sistema político.
 La voluntad popular queda así "expresada" a través de estas maquinarias controladas por las capas o "capos" dominantes. Quedando relevado del todo cualquier atisbo de participación real de las clase dominada.
 Ejemplos los tenemos, como en Francia, donde el pueblo decide no refrendar la constitución europea en contra de las orientaciones de los dos partidos que aglutinan al casi "cien por cien de la población(???)". Entonces recurren al parlamento. Como éste, a través de los partidos políticos, es la "máxima expresión" de la voluntad popular, y el órgano donde queda "plasmada" la soberanía del pueblo, si éste se vuelve revoltoso, no pasa nada: constitución aceptada vía-parlamento! Y al pueblo que ni se le ocurra denunciar que su soberanía ha sido secuestrada por una banda de impostores, ya que él mismo ha aceptado de antemano que eso sea así. Y si empieza a pensar por sí mismo, tranquilos, que tenemos los tanques y el resto de la parafernalia "disuasoria" bien engrasada, para "educarlos" y para que vuelvan al redil de nuestra "democracia perfecta", que para sí quisieran todos los bárbaros incivilizados instalados en otros hemisferios con sus culturas inaceptables...

Ante la inminencia de la reactivación de un nuevo Estado, en este caso el nuestro, el Estado europeo de Nabarra, al cual yo aspiro, abogo por que la gran mayoría de nuestro pueblo se convierta en un ente semejante a lo que fueron y supusieron los Infanzones de Obanos.
 Fueron una auténtica fuerza de choque para frenar los desmanes de una clase minoritaria y ávida de poder, que en sus manos acababa siempre corrompido. Hago mío el lema de los Infanzones: "Pro Libertate Patria Gens Libera State": Para que el Estado sea libre, sus gentes deben ser libres. Para que las gentes sean libres, su Estado debe ser libre.

Alguien puede pensar, que de este escrito se desprende que el Estado es algo intrínsicamente malo. Nada más lejos de la realidad, es un mal necesario, si no quieres el tuyo, tienes al otro.
Al día de hoy es la estructuración política de la que se dotan todos los pueblos del planeta. Este texto sólo pretende aportar elementos para el debate sobre la interpretación del término democracia y de que manera se utiliza y tergiversa según las "conveniencias" de cada cual.
 A nosotros, nos conviene convertir este término, en la práctica, en sinónimo de libertad. El poder esta, siempre, en el pueblo. Que sepa organizarlo y administrarlo es condición ineludible para ser libre. Por consiguiente, tiene que mantenerlo y nunca debe entregar las posiciones previamente conquistadas.  

jueves, 13 de enero de 2011

Navarra colonia española. España nos roba.


España nos roba
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

Releo los datos económicos que tengo apuntados en mis notas, acumulo vivencias y me sorprendo por la impunidad con la que nos roban los imperialistas y sus colonizadores en nuestro aún palpitante reino nabarro.

Por mi trabajo me tuve que desplazar a Madrid el mes pasado donde almorcé animadamente con mi colega de Ávila, el cual me decía que aunque en la CAV había oído que teníamos un nivel de renta más alto que en Castilla-León, él creía que a igual trabajo como realizábamos en nuestra empresa, debíamos da ganar los dos lo mismo. Es cierto que ganamos lo mismo al tener el mismo puesto de trabajo y que la media de renta mensual de la CAV es de 2.181 euros (1.993 euros en la CFN) siendo la de Castilla-León de 1.758 euros (por tanto un 20% menor).

Pero las conclusiones que se pueden sacar de estas cifras no son las correctas -¡ni mucho menos!- si no se tienen en cuenta más parámetros. Le puse a mi compañero de trabajo dos ejemplos, la vivienda que acabo de comprar, una vivienda normal con tres habitaciones y 100 metros cuadrados totales, me ha costado en una capital de la CAV -en un barrio nada céntrico y sin lujos en el contenido-, la friolera de 500.000 euros, una hipoteca por la mitad de esa cantidad supone que, de mi sueldo y del de mi mujer, sobre 1.000 euros los tenemos que dedicar al pago de la misma (http://www.pisos.com/hipotecas/), es más, aunque me fuera al extrarradio a un pueblo cercano, nadie me quita de pagar 360.000 euros (720 euros de hipoteca).

Mi compañero de trabajo se escandalizó ante estas cifras, “¿cuándo te ha costado a ti la casa dónde vives?”, le dije, él vive en un lujoso adosado a 10 Km de Ávila de 140 metros cuadrados en dos plantas, aparentemente mejor que mi piso (al menos en la CAV costaría más que el mío), desde donde tarda 10 minutos a su trabajo en el centro avulense, el adosado le había costado….120.000 euros. Su hipoteca, si fuera por la mitad de la vivienda (teniendo ahorrado por tanto sólo 60.000 euros frente a mis 250.000 euros), le costaría al mes una cuota de 250 euros, es decir, al final de mes a su familia le quedan 750 euros más que a la mía para comer, vestir etc. Es más, le espeté, “¿cuánto cuesta una barra de pan en Ávila?” 60 céntimos, justo la mitad que en la CAV. Es decir, para hacer las mismas cosas básicas (comer y dormir, sin entrar en más detalles), un ciudadano de la CAV necesita el doble de sueldo o más que un avulense, por tanto, para estar en igualdad de poder adquisitivo, mi compañero debería de cobrar la mitad de sueldo que yo ¡!… pero la cuestión es aún peor.

Los economistas de la UPV del campus de Sarriko han hecho números: por el cupo e impuestos pagados por la CAV en los cuatro años que van de 1998 al 2001 a Madrid, el gobierno de España se ha embolsado netos en ese período de la CAV (remarco lo de netos, es decir, descontados ya los “servicios comunes”): más de 1,3 billones de pesetas: 325.000.000.000 pesetas al año (trecientos veinticinco mil millones de pesetas)[1].

Si tenemos en cuenta que somos unos 2.150.000 habitantes en la CAV, sale que damos de más –a fondo perdido- por habitante de la CAV a España una media de 151.162 pesetas al año (908 euros), en parte del sueldo vía IRPF y en parte de impuestos indirectos y otros, los cuales pasan de mi bolsillo al de a mi compañero de trabajo avulense vía administración por el llamando “marco español de compensación interregional”, con lo que… ¡no ganamos lo mismo, ni mucho menos! Él gana más que yo pues somos los dos 4 de familia a 908 euros sale que le “transferimos” 3.632 euros (600.000 pesetas): que roban a mí familia para dárselo a la suya, y, además, el poder adquisitivo de nuestro mismo sueldo es casi el doble en su caso, ¿dónde está ahora la igualdad interregional? ¿Me devolverá mi compañero de trabajo mis 3.632 euros?

Es decir, encima de ganar lo mismo nominalmente que mi compañero pese a vivir en un sitio mucho más caro incluido todo lo básico, parte de mi sueldo y de los impuestos que pago van a parar a mi compañero avulense por vía administrativa (¡!).

¡Basta ya de esta gran mentira! ¡Basta ya de vendernos que aquí se vive mejor por que ganamos nominalmente más que la media de España[2] para dejarnos caer acto seguido que no nos quejemos que vivimos bien!, ¡incluso se atreven a decir que siendo libres de nuevo estaríamos peor, como aquél que decía que “comeríamos berzas”! ¡Como si nuestro pueblo no supiera fabricar, arar, pescar o gobernarse después de demostrarlo durante los mil años en los que fuimos libres como baskones o como nabarros!, ¿Quién teme ser libre? ¿Qué ser humano en el mundo no quiere serlo? La libertad es como comer, dormir o beber, es una de las necesidades básicas de un hombre.

¿Cómo vamos a vivir peor siendo libres, decidiendo en cada momento lo que necesitamos y queremos-podemos hacer, y sin que nos roben? ¿Cómo vamos a vivir ahora mejor que España si encima de estar colonizados y no poder desarrollarnos libremente como pueblo nos siguen robando a la cara acrecentando la crisis económica de nuestro País? Es imposible, no se necesitan más argumentos.

El cupo que los ciudadanos nabarros de la CAV y de la CFN pagamos, no es por pertenecer a España, ya que nuestra adhesión ni fue voluntaria ni se nos ha preguntado jamás al respecto por eso es un robo[3], tampoco es para pagar “servicios comunes”, pues, en ese caso, habría que poder consensuarlos y no tendría sentido pagar esos miles de millones que incluyen al ejército que nos invadió y que nos controla, a su derrochón jefe de Estado -de los más ricos de Europa nombrado a dedo por el gran caudillo fascista español Francisco Franco- así como a su interminable prole, no tendría sentido tampoco pagar la ineptitud manifiesta en la utilización del dinero público de las cigarras españolas, su excesivo y deficiente funcionariado etc.

Por tanto, ese cupo no es como dicen España y los españoles para compensar desigualdades entre lo que llaman “regiones” -falsamente medida en rentas mensuales o sueldos y no en poder adquisitivo-, pues para todo ello los nabarros tendríamos que querer formar parte del “marco español de compensación interregional”, es decir, de España.

El cupo es el fruto de la violencia que España es capaz de acumular contra los nabarros para imponernos su voluntad contra nuestros intereses, es como el impuesto del mafioso para explotarnos en su beneficio, así, los imperialistas (pues de eso estamos hablando, ¡¡¡abajo la venda!!!), jamás tendrán la necesidad de producir más de lo que hacen, ni gestionar mejor el dinero público, ni robar menos sus políticos, ni invertir mejor (o algo, Ávila misma es un eral sin industria, sin apenas explotaciones agropecuarias, sólo hay que darse una vuelta en vacaciones) etc., no necesitan trabajar y gestionarse mejor para mantener su actual nivel de vida ya que consiguen de nosotros una sustancial renta extra: la renta que debemos de pagar al imperialista.

“¡Como en España no se vive!” dicen ellos, no lo sé, yo sólo he ido a España por trabajo o de vacaciones, pero se vive así a costa de explotar sus colonias peninsulares, las últimas que les quedan ya.

jueves, 6 de enero de 2011

Obreros, Empresarios y Estudiantes todos juntos por Nabarra

El Derecho Pirenaico ancestral como nuestro pueblo, es un argumento totalmente desconocido por nuestra cultura moderna, pero que afortunadamente gracias a  los movimientos culturales de recuperación de nuestra historia, que tanto están prodigando, esta de nuevo saliendo a la palestra como amplio concepto que demostraría nuestra peculiaridad como pueblo.

Los que nos acabamos de asomar a los datos históricos que nos han querido ocultar, estamos descubriendo, que tras el Derecho Pirenaico se esconden y aglutinan, todas las ideologías políticas actuales, revueltas pero perfectamente ordenadas.

No es mi intención que este artículo sea juristas ni historicista, porque nada de esto soy, pero si pertenezco a ese fundamental eslabón llamado pueblo y por ello me da derecho a analizar y pensar.

El Derecho Pirenaico de entrada y sin tener mucho conocimiento, Unía y Respetaba algo que en la actualidad es impensable. La propiedad privada y la propiedad comunal o pública.
Dos contraposiciones funcionaban paralelamente sin someterse una a la otra y sin imponer una a la otra, es decir Capitalismo y Comunismo conviviendo en perfecta armonía. Los derechos de “ Aitaren Etxea “la casa del padre y las tierras comunales del pueblo o Concejo.

El choque entre los conceptos propiedad privada y propiedad pública y sus correspondientes ideologías , fueron brutales en el Comunismo del siglo XX y están siendo apocalíptico con  el Capitalismo salvaje moderno.

Todas las ideologías modernas que nos venden en la actualidad, buscan como primer objetivo, dominar a la ideología contraria e imponer las doctrinas sean comunistas, anarquistas o capitalistas.

El derecho que reguló la convivencia de lo vascos y los pueblos pirenaicos, lso que sin tener ni puñetera idea denominan “ nuestras Viejas leyes, las leyes de nuestros antepasados, era eso el Derecho Pirenaico, una legislación Horizontal donde todo paralelamente conservaba sus derechos, tanto el Rey, como la Tenencia, el Concejo etc., al contrario de la cultura invasora Castellana, donde colocaba al Rey a la cabeza de la pirámide y todo en sentido Vertical.

Por eso después de aprender estos concepto y situándonos en la actualidad, me doy cuenta de que jamás conseguiremos la independencia con el sistema capitalista, pero tampoco lograremos la libertad mediante el socialismo, puesto que estas ideologías son para los navarros que conocemos el Derecho Pirenaico, ideologías extranjeras, que no tienen nada que ver con nuestras antiguas leyes, donde  la propiedad privada era sagrada y la propiedad comunal inmemorial.

Cambiemos los chips y comprendamos de una vez por todas, que necesitamos a todos los obreros independentistas luchando por nuestra libertad, pero  es obligatorio que junto a Obreros y estudiantes, estén también  todos los empresarios independentistas navarros.
Necesitamos a todos las personas que quieran recuperar la libertad y nuestro Estado de Navarra.  Necesitamos nabarros que no quieran  pertenecer a ninguna clase social, puesto que en Navarra no existirán las clases sociales, solo existirán ciudadanos libres que trabajaran en libertad.

Obreros, Empresarios y Estudiantes tod@s junt@s adelante.


lunes, 3 de enero de 2011

Lección de Historia para todos los Cántabros, Nacionalistas y Abertzales



Cantabriá no es Euskadi, pero si parece ser Euskal Herria, puesto que la cultura ancestral permanece en las constubres populares. El nexo de unión que explica la coincidencia de trajes, adornos, colores y mascaradas solo se pueden entender bajo un prisma, la pertenencia de esos territorios a Baskonia y posteriormente al Reino de  Navarra. La unidad estatal que aglutinaba a todos los pueblos baskones.

Parece ser que el nombre VIJANERA proviene de VIEJA AÑERA que sería carnaval
o mascarada de año viejo, de invierno.

El pasado 24 un grupo de vecinos de Castro celebró el Olentzero. Ha sido
bastante comentado en la prensa de Cantabria:
 
http://www.eldiariomontanes.es/hemeroteca/index.php?action=search&format=noticias&query=Olentzero
 
Los organizadores son miembros del partido Anexión a Vizcaya.