jueves, 20 de junio de 2013

YO he decidido que soy navarro,

Cuando alguien me pregunta de donde soy, yo le respondo de Navarra. La siguiente pregunta cae por naturaleza y siempre suele ser ¿ de que parte de Navarra?, Yo contesto: ….. de Vitoria Gasteiz e inmediatamente comienza a cambiar el rostro de mi interlocutor y la extrañeza se manifiesta cuando me responde, ah eres de navarra y vives en Vitoria, No, le respondo, soy de Vitoria y mi país es Navarra.

No es nada complicado advertir que mi amigo, no entiende nada de lo que estoy hablando.
Estas reacciones cuando algunos hablamos de Navarra en los términos de nación, son de todo normales y entendibles, el que les habla también ha estado en esta fase de desconocimiento de nuestra historia. Es lo que ahora conocemos como “ el síndrome del colonizado”.

Yo soy Navarro primero, por que me da la gana, soy libre para sentir, nadie puede mandar en mis sentimientos, es lo único nuestro que nos queda, nuestra mente y nuestro corazón, y yo como muestra de rebeldía permanente, me niego a sentir la patria española o francesa, por que no me da la gana.
Soy Navarro de la nación de Navarra, porque soy independentista y gracias a la historia y al rango de Estado que conlleva la palabra Navarra, es la herramienta que le ha faltado a este pueblo en estos 200 últimos años, para acceder a la libertad y la estatalidad.

Soy Navarro porque solo consiguiendo la re instauración del estado de Navarra, podremos empezar a construir esa sociedad justa e igualitaria que muchos siempre hemos soñado. Donde la propiedad comunal y el bien general sea piedra angular del nuevo estado. Un estado donde la justicia persiga la mentira, el robo y la corrupción. Donde la cultura humanista se imponga a la capitalista y pasemos de una cultura consumista a una cultura conservacionista.

Soy Navarro porque quiero vivir en Euskera y esta necesidad que cada vez se manifiesta más vital, resulta totalmente imposible de conseguir, si no tenemos un estado que defienda y oficialice en su termino más absoluto, el Euskera como lengua de la nación Navarra.

Soy Navarro porque quiero vivir y conocer la democracia, ese sistema tan alabado por los poderosos y admitido con sumisión por los desheredados. Saber que se siente al participar realmente en la gestión de mi nación. Participando desde el comienzo en el control de mi estado e implicándome en su viabilidad.

Soy Navarro porque creo en una nueva sociedad, y soy consciente que jamás podremos conseguir un cambio realmente social, mientras pertenezcamos y sigamos sometidos por los estados ocupantes.

Solo la libertad nos permitirá ser dueños de nuestro economía, de nuestros recursos naturales, de nuestros recursos financieros, de nuestra agricultura, pesca e industria. Ser dueños de nuestros sistemas públicos sanitarios, de nuestros sistemas educativos propios, poder decidir como queremos vivir.
Un nuevo estado diseñado, desde el primer punto de nuestra constitución por el pueblo, desde la casa, desde el concejo, desde el valle, desde la merindad y desde las cortes de Navarra.

Ser Navarro es querer recuperar las instituciones propias que las conquistas nos aniquilaron ,volver a reunir a nuestros Batzarres, volver a instaurar los Infanzones de Obanos, nuestras cortes, nuestra milenaria democracia nuestra Auzocracia

Soy Navarro porque no quiero que nadie acabe como mi deseo de sentir la libertad y poder conseguir vivir, siendo euskaldum, en una tierra euskaldun y en un estado euskaldun. Viva Nabarra